martes, 14 de septiembre de 2021

14.09.2021 - Santa Misa presidida por el Papa Francisco en Presŏv, Eslovaquia en TRECE






14.09.2021 - Santa Misa presidida por el Papa Francisco en Presŏv, Eslovaquia en TRECE




COPE-TRECE TV

14 de septiembre de 2021.- La Divina Liturgia de San Crisóstomo presidida por el Papa Francisco.







Inicio de la Santa Misa



03:03
Comentarios: Don Álvaro de Juana:

Pues como les decíamos en «Iglesia al Día», el Papa Francisco va a presidir la Divina Liturgia Bizantina de San Juan Crisóstomo. Una Liturgia como nos explicaba Don Juan Manuel Sierra del Departamento de Liturgia de la Universidad Eclesiástica de San Dámaso. Un poco peculiar, un poco característica ¿no?, con algunos elementos a los que nosotros, no estamos acostumbrados. De momento estamos viendo que como nos decían, nos decía nuestro enviado especial Don Javier Romero. Hace tan sólo unos minutos, hay mucha gente, unas 40 mil personas, que están ya preparadas.

03:39
Comentarios: Don Álvaro de Juana:

El Papa Francisco ha hecho un breve recorrido en Papamóvil, saludando a todos los Fieles, a todos los que se han querido acercar hasta Presŏv. Ayer estaba en Bratislava, esta mañana, temprano se ha trasladado hasta esta ciudad. Esta tarde, lo hará hasta otro lugar, en el que va a Celebrar un encuentro, una visita especial con la Comunidad Gitana. De allí como les hemos explicado, también antes. En seguida va a comenzar la Santa Misa, están dando, algunas indicaciones Don Juan Manuel bienvenido de nuevo.

04:18
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Bienvenido Álvaro, muchas gracias.

04:22
Comentarios: Don Álvaro de Juana:

Vamos a presenciar como decíamos, esta Celebración, vamos a poder participar. Es una Celebración larga, verdad, pero, bueno que es muy bonita también ¿no? Vamos a escuchar también diferentes Cantos, bueno ¿cómo, cómo, va a ser exactamente.

04:39
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Yo subrayaría sobre todo, las Oraciones, la riqueza de las Oraciones, la centralidad de Cristo, además en esta Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz.

04:55
Comentarios: Don Álvaro de Juana:

Bueno pues continuamos escuchando, cómo están dando una serie de indicaciones. Estamos viendo que están muy ordenado, verdad, toda la Asamblea está muy ordenada. También por ese recorrido del Papamóvil, vemos, hemos visto un cartel, de sector 1. Hemos visto como en todas las Celebraciones también en Budapest, había muchísima gente, mucha gente. Y es verdad que llama la atención, porque hacía mucho tiempo que no veíamos esta cantidad de gente en un viaje, en una visita del Papa. La última fue este pasado mes de febrero a Irak, pero lógicamente por temas de seguridad y también por la Pandemia, el Papamóvil apenas el Papa apenas utilizó el Papamóvil.

05:44
Comentarios: Don Álvaro de Juana:

De hecho no lo utilizó por las calles y bueno pues había pequeños grupos de personas, pero no se vieron estas imágenes, podríamos decir que además el Papa Francisco lo ha dicho en numerosas ocasiones, a él lo que le gusta es, saludar a la gente, estar con la gente. Y poder detenerse a bendecir niños a saludar ancianos, bueno pues, otra vez por fin, lo está haciendo en esta Visita Apostólica a Eslovaquia. Estamos viendo como en primera fila, Don Juan Manuel, se encuentran los enfermos.

06:21
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

También los Concelebrantes que los hemos visto hace un momento, con la, revestidos con una especie de Casullas y con las Albas. Con el color rojo, que es el propio de esta Celebración, de la Exaltación de la Santa Cruz.

06:42
Comentarios: Don Álvaro de Juana:

Sí luego Don Juan Manuel, nos irá explicando un poco, qué significan algunos Símbolos, verdad. Alguna en las Vestiduras, alguna cosa que vamos, algún elemento, que vamos a ver durante toda la Celebración.

06:58
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Los Ornamentos en las Liturgias Orientales, en realidad tienen un origen semejante al de la Liturgia Romana o de otras Liturgias. Aunque han ido sufriendo una evolución distinta, en los diferentes Ritos. Hay por ejemplo Ritos Orientales, que en vez de la Casulla, utilizan una especie de Capa. Podemos decir que es la Casulla, pero abierta y que permite otra digamos otro tipo de movimientos y de gestos, durante la Celebración. También hay Liturgias Orientales, que utilizan en vez de la Mitra, como utilizamos en la Iglesia Latina, utilizan una especie de Coronas, etcétera.

07:52
Comentarios: Don Álvaro de Juana:

También es curioso cómo vamos a escuchar diferentes, en diferentes momentos, durante la Celebración, algunas llamadas de atención, verdad. Hay en diferentes momentos, en los que se nos invita a participar de una manera un poco particular, se nos pide que prestemos atención ¿verdad? ¿Por qué es esto?.

07:52
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

En realidad una de las misiones del Diácono, es dirigir a la Asamblea y realizar aquellas Moniciones, aquellos Avisos, Advertencias, que sean necesario. Pasa igual por ejemplo, en la Liturgia Hispana, donde en algún momento el Diácono dice: «oídos atentos al Señor». Es esa llamada de atención, para que los Fieles, sean conscientes del Misterio que se está Celebrando. La Liturgia siempre, pero se subraya en Oriente, es algo que transmite la Fe, esa expresión de la Fe y al mismo tiempo va guiando la vida espiritual.

09:01
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Por eso, los Fieles Cristianos a través de la Liturgia, van introduciéndose en el Misterio.

09:12
Comentarios: Don Álvaro de Juana:

O sea la Liturgia siempre al Servicio, ¿verdad?, para ayudar al Fiel, a la persona también, a entrar, a participar de esta Sagrada Celebración.

09:21
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Yo no diría al servicio, sino integrando, dando expresión y vida. Vemos que está la Procesión de Entrada, con esa Cruz, con la que se inicia, el Diácono detrás con el Incensario con la Estola cruzada. Las Coronas vemos detrás, a las que nos referíamos hace un momento.

09:53
Comentarios: Don Álvaro de Juana:

Estamos viendo dos Iconos también importante, ¿verdad? para ellos.

09:57
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Sí, además los Iconos, en la Tradición Oriental, son expresión de la Fe. Es también curioso esos Candelabros que llevan, con los cuales se bendice y que recuerdan, tienen dos y tres velas, las Naturalezas de Cristo y las Personas de la Trinidad. Vemos al Papa, con la Cruz, que sustituye al Báculo. El Arzobispo Metropolita que si lleva ese Báculo característico y la Corona. Lo mismo es lo que distingue, podemos decir, los Obispos Orientales, de los Latinos, que utilizan la Mitra.

11:06
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Saludando la Cruz, veneran la Cruz, le acompaña el Maestro de Ceremonias, Guido Marini, recientemente nombrado Obispo.

11:22
Comentarios: Don Álvaro de Juana:

Obispo de Tortona, si no me equivoco, de una Diócesis Italiana, le acompaña durante todos estos años. Pero, bueno, pues dentro de unas semanas Tomara Posesión su nueva Diócesis. Este será su último viaje acompañando al Santo Padre, como Maestro de Ceremonias.

11:46
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Como Obispo podrás seguir acompañándolos.

11:52
Comentarios: Don Álvaro de Juana:

Sí normalmente el Papa Francisco, nombra también claro, a otra persona digamos que será quien le acompañe a partir de ahora en esas Celebraciones en el Vaticano, a las que estamos acostumbrados a ver. Comienza ya la Santa Misa, está Divina Liturgia Bizantina de San Juan Crisóstomo, para todos aquellos que se acaban de conectar. Que nos acaban acaban de sintonizar, estamos en directo, desde Eslovaquia, desde Presŏv. Aquí el Santo Padre va a Presidir esta Celebración, en el marco del Viaje Apostólico de su Visita Apostólica a Eslovaquia.

13:12
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Está diciendo:

Resplandezca así tu luz
delante de los hombres
para que viendo
tus buenas obras

glorifiquen a nuestro Padre
que está en los cielos
ahora y por siempre
por los siglos de los siglos.

Señor, Señor
mira desde el cielo
ven y visita esta viña
protege aquello

que tu diestra ha plantado
el hijo del hombre
que para ti has hecho fuerte.

El Coro aclama:

Muchos años para ti Maestro.

13:58
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

En este momento el Arzobispo Metropolita Bajbak, Monseñor Bajbak, bendice con el Triquerio y el Diquerio, o sea estos Candelabros que recuerdan a Cristo y a la Trinidad, dice:

Señor, Señor.
Mira desde el cielo
ve y visita esta viña
protege aquello

que tú diestra ha plantado
el hijo del hombre
que para ti has hecho fuerte.

15:59
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Se le ha llevado al Metropolita agua para lavarse las manos, un gesto de purificación.


16:48
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Es una Oración también dirigida a Dios pidiendo que:

Lo llene todo
que derrame sus bienes
que nos dé su vida.
gloria a Dios
en lo alto del cielo
paz en la tierra.

17:20
El Santo Padre - El Papa Francisco


17:55
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

El Diácono invita a Orar:


18:36
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Por tres veces el Diácono hace esta invitación:

Es tiempo por el Señor de actuar
bendícenos Señor.

22:21
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

La Asamblea Canta esta Antífona:

Dios mío, Dios mío
¿por qué me has abandonado?
lejos de mi salvación
te grito mis palabras.

22:42
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Se pone por intercesión, por Intercesora la Madre de Dios, se pide la salvación del Señor.

Tú eres el Santo,
Tú te sientas en el trono
entre las Alabanzas de Israel

por la intercesión
de la Madre de Dios
Oh Salvador, sálvanos.

23:09
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Todavía (Ahora) Oremos en Paz al Señor:

Señor ten piedad.
Socorrenos, salvanos.
Señor ten piedad
de nosotros y guardamos

O Dios con tu gracia.
Señor ten piedad.

Haciendo memoria
de toda tu Santa,
Inmaculada, Bendita,
Gloriosa Señora

Nuestra, Madre de Dios
siempre Virgen María
junto a los Santos.
Toda nuestra vida a Cristo Dios
a Tí oh Señor.

23:57
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Porque Tú eres
la Potencia,
el Reino y la Fuerza

la Gloria  Padre e  Hijo y  Espíritu Santo
ahora y por siempre
por los siglos de los siglos.

℟.  Amén.

24:14
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

La Asamblea canta una segunda Antífona:

Oh Dios
¿por qué nos han rechazado
para siempre?

¿por qué arde tu ira
contra el rebaño
que pastoreas?

Oh Hijo de Dios
que ha sido Crucificado
en la carne, sálvanos
que a Tí cantamos: Aleluya.

acuérdate del monte Sión
en el que has hecho
Tu morada Oh Hijo de Dios

que ha sido Crucificado
en la carne, sálvanos
que a ti cantamos: Aleluya.

25:16
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Estas Antífonas con esa riqueza expresiva, que comentábamos antes. Con ese lirismo, ahora todos se levantan y también el Santo Padre, que Preside la Celebración, el Papa Francisco. Con esta Oración:

Gloria  Padre e  Hijo y  Espíritu Santo
ahora y por siempre
por los siglos de los siglos.

℟.  Amén.

Unigénito Hijo y verbo de Dios
que incluso siendo mortal
has aceptado
para nuestra salvación

encarnarte en el seno
de la Santa Madre de Dios
y siempre Virgen María
tú que sin cambio

te has hecho hombre
y fuiste Crucificado
O Cristo Dios
con la muerte

has pisoteado la muerte
Tú que eres Uno
en la Trinidad Santa
glorificado con el Padre

y el Espíritu Santo
sálvanos.

26:27
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Oremos todavía en Paz al Señor.
Señor ten piedad.

Socorrenos, salvanos
ten piedad de nosotros
guardamos o Dios
con tu gracia.

Señor ten piedad.
Haciendo memoria
de Tu Santa, Inmaculada,
Bendita, Gloriosa,

Señora, Nuestra Madre de Dios
Virgen María
junto a los Santos
nos encomendamos

los unos a los otros
y toda nuestra vida
en Cristo Dios.

27:08
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Tú que nos has concedido
la gracia de orar juntos
uniendo nuestras voces

que has prometido
escuchar las súplicas
de dos o tres

reunidos en tu nombre
escucha las peticiones
de tus siervos.

27:25
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Tú eres Dios Bueno
y Amigo de los hombres.

27:34
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Ahora tiene lugar, lo que se denomina el «Pequeño Ingreso». La Asamblea canta la «Tercera Antífona»:

El Señor reina
tiemblan los pueblos
él se sienta sobre querubines
la tierra se estremece

salva Señor a tu pueblo
Bendice tu heredad.

Son fragmentos de Salmos, de Textos Bíblicos

El Señor es grande en Sión
excelso sobre todos los pueblos.

El Diácono lleva el Libro cubierto, con la Estola, con el horarion, como lo denominan. Precedido por esos Candeleros, el Ingreso del Evangelio. El primer Diácono lleva el Evangelio, que ha besado ya el Santo Padre.

28:59
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

El Metropolita Reza en silencio:

Soberano Señor
Dios nuestro
que has constituido
los Cielos, Huestes

y ejércitos de Ángeles
y Arcángeles, en el servicio
de tu gloria
haz que nuestra entrada

se acompañe a la entrada
de los ángeles Santos
que con nosotros Celebran
y glorifican tu bondad

para que toda gloria,
honor y adoración
sea contigo,  Padre e  Hijo y  Espíritu Santo.

29:35
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Bendice Señor
la Santa Entrada
Sea Bendito el ingreso
de tus Santos

en todo tiempo
ahora y por siempre
por los siglos de los siglos.

℟.  Amén.

30:08
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

..Bendice con esos dos candeleros.

31:28
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Está Incensando, después de haber puesto el Santo Evangelio sobre el Sagrado Altar. Se cantan una serie de Antífonas:

Salva Señor a tu pueblo
bendice a tu heredad
dando a la Iglesia
la victoria

contra los enemigos
y guardando con tu Cruz
a tu gente.

Ese sentido de victoria de la Cruz y al mismo tiempo, expresión de una Iglesia que ha sufrido tantas veces, la persecución.

Gloria al  Padre e  Hijo y  Espíritu Santo.
Tú que voluntariamente
ha sido levantado en la Cruz
dona o Cristo Dios

Tu compasión al pueblo
que lleva Tu nombre
alegra a Tu Iglesia

con Tu potencia
concediéndole la victoria
contra los enemigos

que pueda tener
tu alianza en paz
y como un trofeo invicto.

32:34
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Sigue el Metropolita Incensando, acompañado por los Candeleros por el Triquerio y el Diquerio.

33:19
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

El Papa hace una Oración, en voz baja:

Dios Santo
que moras en el Santuario
y eres Alabado
con el Himno Trisagio

de los Serafines
glorificado por los Querubines
adorado por todas las Potencias
de los cielos

Tú que de la nada has dado
al ser humano todas las cosas
que has creado al hombre
a tu imagen y semejanza

adornándolo de todos tus dones
tú que da sabiduría y prudencia
a quien te lo pide
y no desprecias al pecador

pero has instituido la penitencia
para la salvación
tú que nos has hecho
míseros e indignos

siervos tuyos
dignos de estar también
en esta hora ante la gloria
de tu Santo Altar

y ofrecerte la Oración
y la glorificación a Tí
debida, Tú mismo oh Soberano
acepta también

de nuestros labios pecadores
el Himno Trisagio
dirige tu bondad ..

 Padre e  Hijo y  Espíritu Santo.

Las 3 hipóstasis, juntos son la Divinidad.

Por los siglos de los siglos.

℟.  Amén.

34:46
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Todos adoran a la Cruz

Adoramos tu Cruz
o soberano
glorificamos tu Santa
Resurrección

Que se repite tres veces.

35:25
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Es característico también, la forma de signarse, de hacer la Señal de la Cruz, con tres dedos. También en recuerdo de la Santísima Trinidad.

35:55
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Vemos la imagen de la Cruz, que veneran con estas inclinaciones, al tiempo que se signan. Es un icono con ese valor espiritual que tiene, como expresión de la Fe, cómo participación de la Santidad de Dios. En la Tradición Oriental, los autores de los Iconos, tienen que ayunar.

Dad gloria a Cristo nuestro Dios.

Invita el Diácono:

Gloria al  Padre e  Hijo y  Espíritu Santo.

Ahora y por siempre,
por los siglos
glorifiquemos Tu Santa resurrección

adoramos Tu Cruz o Soberano
y Te glorificamos
por tu Santa Resurrección

Como pueden observar es un diálogo constante, que nos introduce en el Misterio de la Pasión, de la Cruz, de la Resurrección del Señor. Los gestos que acompañan las Oraciones, es también una invitación, a que todo nuestro cuerpo, nuestra alma, alabe al Señor. Vemos los Fieles que van siguiendo la Celebración y en la medida de lo posible, participando también en las Aclamaciones.

37:50
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Las Liturgias Orientales, se han Celebrado en las lenguas de cada país, desde muchos siglos.

La Paz para todos.


38:02
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Paz a todos.

El Santo Padre, vuelve a la Sede

Sabiduría.

Empezamos con la Primera Lectura tomada de la Carta de San Pablo a los Corintios.

39:42
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Es de la Primera Carta del Apóstol San Pablo a los Corintios, Capítulo 1. Hermanos el mensaje de la Cruz, es necedad para lo que se pierden, pero para los que se salvan, para nosotros es fuerza de Dios. Pues está escrito, destruiré la sabiduría de los sabios, frustraré la sagacidad de los sagaces. ¿Dónde está el sabio?, ¿dónde está el docto?, ¿dónde está el sofista? de este tiempo. No ha convertido Dios, en necedad, la sabiduría del mundo. Y puesto que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios, por el camino de la sabiduría.

40:50
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Quiso Dios valerse por la necedad de la predicación, para salvar a los que creen. Pues los judíos exigen signos, los griegos buscan sabiduría, pero nosotros predicamos a Cristo Crucificado. Escándalo para los judíos, necedad para los gentiles, pero para los llamados judíos o griegos, un Cristo que es fuerza de Dios y sabiduría de Dios.

41:53
El Santo Padre - El Papa Francisco

Paz a ti

Dopo la lettura, il Santo Padre si rialza e dice:

Pax c tibi!

E riprende il pastorale.

Il primo diacono:

Sapienza! Stiamo attenti!

El Primer Diacono:

¡Sabiduría! ¡Estemos atentos!

42:02
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Es esta invitación del Diácono, que precede al Canto del Aleluya, por parte de la Asamblea. Un Aleluya Festivo, que precede, que nos prepara, para escuchar el Evangelio. Que es la Palabra de Cristo, que se nos dirige.

42:32
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Puesto de Incienso en el Turíbulo, se Inciensa el Altar, el Santuario, los Iconos, los Celebrantes, toda la Asamblea:

Acuérdate el pueblo
que adquiriste
los tiempos antiguos
Dios es nuestro rey

desde tiempos antiguos
el que realiza la salvación.

Mientras tanto, el Santo Padre y los Concelebrantes, hacen una Oración en silencio:

Oh Señor amigo de los hombres
haz resplandecer en nuestros corazones
la pura luz de tu divino conocimiento
abre los ojos de nuestra mente

a la inteligencia
de tus enseñanzas evangélicas
infunde en nosotros
el temor de tus Santos mandamientos

para que pisoteados
los deseos carnales
tengamos una vida espiritual
meditando y obrando

todo aquello que sea de tu agrado
para que Tú seas
la luz de las almas
y de nuestros cuerpos.
Oh Cristo Dios.

43:53
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Es una especie de Introducción que hace el Santo Padre: Dios por las Oraciones del glorioso Santo Apóstol y Evangelista Juan, te dé la palabra, para anunciar con fuerza y cumplir el Evangelio.

¡Sabiduría!

En pie, escuchemos el Santo Evangelio.

44:10
El Santo Padre - El Papa Francisco

Omnibus Paz a todos.

44:17
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Estas palabras dichas en Latín, vemos que se van intercalando, las distintas lenguas. Lectura del Santo Evangelio según San Juan. Es la expresión equivalente, a la que utilizamos en la Liturgia Romana.

Estemos Atentos.

44:44
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Una vez más, esa llamada de atención. En aquel tiempo, cuando lo vieron los sumos sacerdotes y los guardias, gritaron: «¡Crucifícalo! ¡Crucifícalo!» Pilato les dijo: «lleváoslo vosotros y Crucificadlos, porque yo no encuentro culpa en él». Los judíos le contestaron: «nosotros tenemos una ley y según esa ley, tiene que morir porque se ha hecho hijo de Dios». Cuando Pilato oyó estas palabras, se asustó aún más, entró otra vez en el pretorio y dijo a Jesús: «¿de dónde eres tú?» Pero Jesús no le dio respuesta. Pilato le dijo: «¿a mí no me habla, no sabes que tengo autoridad para soltarte y autoridad para Crucificarte?»

45:39
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Pilato entonces al oír estas palabras sacó afuera a Jesús, se sentó en tribunal, que llaman el enlosado, en hebreo Gabatá. El día de la preparación de la pascua, y al mediodía dijo Pilato a los judíos: «he aquí a vuestro rey». Ellos gritaron: «¡fuera! ¡fuera!, ¡Crucificaló! Pilato les dijo: «¿a vuestro rey voy a crucificar?»

46:43
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Contestaron los sumos sacerdotes: «no tenemos más rey que al cesar». Entonces se lo entregó para que lo Crucificaran. Llamaron a Jesús cargándolo él mismo con la Cruz. Salió al sitio llamado de la calavera, en hebreo se dice gólgota. Donde lo Crucificaron y con él a otros dos, uno a cada lado y en medio Jesús. Pilato escribió un letrero y lo puso encima de la Cruz y en el estaba escrito «Jesús el Nazareno, Rey de los Judíos». Junto a la Cruz de Jesús, estaba su madre, la hermana de su madre, María de Cleofás, Mría la Magdalena.

48:27
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Jesús al ver a su madre y junto a ella el discípulo al que él amaba dijo a su madre: «mujer ahí tienes a tu hijo». Luego dijo al discípulo: «ahí tienes a tu madre» y desde aquella hora, el discípulo la recibió como algo propio. Después de esto, sabiendo Jesús, que todo estaba cumplido, inclinando la cabeza, entregó el espíritu. Los judíos como era el día de la preparación, para que no se quedaran los cuerpos en la Cruz el sábado, porque aquel sábado era grande. Pidieron a Pilato que les quebraran las piernas y los quitarán. Y fueron los soldados, les quebraron las piernas, pero al llegar a Jesús, viendo que ya había muerto, no le quebraron las piernas. Sino que uno de los soldados, con la lanza, le traspasó el costado y al punto salió sangre y agua.

49:44
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Y el que lo vió da testimonio y su testimonio es verdadero y él sabe que dice verdad. La Asamblea aclama:

Gloria a Ti Señor, Gloria a Ti.

51:01
Comentarios: Don Juan Manuel Sierra:
Dep. de Litur. de la Univers. Ecles. de San Dámaso

Ha bendecido el Papa con el Libro del Evangelio, ahora todos se sientan, para comenzar la Homilía del Papa. El Papa pronuncia de pie desde el ambón su Homilía.

51:11
El Santo Padre - El Papa Francisco

Nosotros, declara San Pablo, proclamamos a un Mesías Crucificado, fuerza y sabiduría de Dios. Por otra parte, el Apóstol no esconde que la Cruz, a los ojos de la sabiduría humana, representa todo lo contrario. Es escándalo y locura, la Cruz era instrumento de muerte y sin embargo de allí ha venido la vida. Era lo que nadie quería mirar y aún así nos ha revelado la belleza del amor de Dios. Por eso el Santo Pueblo de Dios, la Venera y la Liturgia la Celebra, en la Fiesta de hoy. El Evangelio de San Juan, nos toma de la mano y nos ayuda a entrar en este Misterio.

52:09
El Santo Padre - El Papa Francisco

El Evangelista de hecho, estaba justo allí, al pie de la Cruz. Contempla a Jesús ya muerto, colgado del madero y escribe: «el que lo vió da testimonio». «San Juan, ve y da testimonio». Ante todo está el «ver» pero: «¿qué ha visto Juan al pie de la Cruz?» Ciertamente lo que han visto los demás, Jesús, inocente y bueno, muere brutalmente, entre dos malhechores. Una de las tantas injusticias, uno de los tantos sacrificios cruentos. Que no cambia en la historia, la enésima demostración de que el curso de los acontecimientos en el mundo no se modifica.

53:04
El Santo Padre - El Papa Francisco

A los buenos se los quita del medio, y los malvados vencen y prosperan. A los ojos del mundo, la Cruz es un fracaso y también nosotros corremos el riesgo de detenernos ante esta primera mirada superficial. De no aceptar la lógica de la Cruz, de no aceptar que Dios nos salve, dejando que se desate sobre sí el mal del mundo. No aceptar, sino sólo con palabras, al Dios débil y Crucificado, es soñar, con un Dios fuerte y triunfante. Es una gran tentación, cuántas veces aspiramos a un Cristianismo de vencedores, a un Cristianismo triunfador.

53:56
El Santo Padre - El Papa Francisco

Que tenga relevancia e importancia, que reciba gloria y honor. Pero un Cristianismo sin Cruz, es mundano y se vuelve estéril. San Juan en cambio, vio en la Cruz la obra de Dios, reconoció en Cristo Crucificado la gloria de Dios. Vio que él a pesar de las apariencias, no era un fracasado, sino que era Dios, que voluntariamente se ofrecía por todos los hombres. Porque lo hizo, hubiera podido conservar la vida, hubiera podido mantenerse a distancia de nuestra historia, más miserable y cruda. En cambio quiso entrar dentro, ahondar en ella, por eso me eligió el camino más difícil, la Cruz.

55:03
El Santo Padre - El Papa Francisco

Porque no debe haber en la tierra ninguna persona tan desesperada, que no lo pueda encontrar. Aún allí, en la angustia, en la oscuridad, en el abandono, en el escándalo de la propia miseria y de los propios errores. Justo precisamente allí, donde se piensa que Dios, no pueda estar, Dios ha llegado. Para salvar a cualquier persona, que esté desesperada, quiso rozar, él mismo la desesperación, para hacer suyo nuestro más amargo desaliento, ha gritado en la Cruz. «Dios mío, Dios mío por qué me has abandonado».

55:51
El Santo Padre - El Papa Francisco

Un grito que salva, salva porque Dios hizo suyo incluso nuestro abandono. Y nosotros ahora con él, ya no estamos solos, nunca. Cómo podemos aprender a ver la gloria en la Cruz. Algunos Santos han enseñado, que la Cruz es como un Libro, que para conocerlo es necesario abrir y leer. No basta adquirir un libro, darle un vistazo y colocarlo en un lugar visible de nuestra casa. Lo mismo vale para la Cruz, está pintada o esculpida, en cada rincón de nuestras Iglesias. Son incontables los Crucifijos en el cuello, en nuestra casa, en el coche, en el bolsillo. Pero no sirve de nada, si no nos detenemos a mirar al Crucificado y no le abrimos el corazón.

56:57
El Santo Padre - El Papa Francisco

Si no nos dejamos sorprender, por sus llagas abiertas por nosotros. Si el corazón no se llena de conmoción y no lloramos delante del Dios herido de amor por nosotros. Si no hacemos esto, la Cruz se queda como un libro no leído, del que se conoce bien el título y el autor, pero que no repercute en la vida. No reduzcamos la Cruz, a un objeto de devoción, mucho menos a un símbolo político, a un signo de importancia religiosa y social. De la contemplación del Crucifijo brota el segundo paso, «dar testimonio». Si se ahonda la mirada en Jesús, su rostro comienza a reflejarse en el nuestro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.